Cabecera-SAI

SAI-Número: 2018/293

Lunes, 15 de Octubre de 2018

Noticias

Facebook-logo   Twitter-logo   Gplus-logo   RSS-logo

Patentes-en-micropilas

Un grupo de la ULL obtiene dos patentes sobre eficiencia energética en micropilas y células fotovoltaicas

El Grupo de Ciencia de Superficies y Electrocatálisis de la Universidad de La Laguna, cuya investigadora principal es la catedrática Elena Pastor, ha patentado recientemente dos descubrimientos relacionados con la eficiencia energética. Concretamente, un nuevo modelo de pila de combustible de pequeño tamaño, y una célula fotoeléctrica que aprovecha más superficie de las placas para captar energía solar.

La primera patente está firmada por la propia Pastor y los investigadores Gabriel Ángel Planes, Gonzalo García y Jonathan Flórez, y se enmarca en uno de los ámbitos de especialización del grupo, el diseño de materiales nanométricos para su aplicación como catalizadores en pilas de combustible. En este caso, no se trataría de una pila con las medidas habituales, sino de una de pequeño formato, aproximadamente del tamaño de una moneda, que podría ser muy útil para abastecer dispositivos como teléfonos móviles o, incluso, marcapasos.

La novedad de esta patente no está en el pequeño formato de la pila ni en el material empleado, denominado mesoporoso, fruto de una investigación anterior del grupo; lo está en el diseño del artefacto, con una disposición del material en capas que mejora su eficiencia energética.

“La idea”, explica Pastor, “es preparar una estructura que esté perfectamente ordenada en hileras, de manera que el combustible oxidado discurra por esos canales y haga que reaccione el combustible”. La pila funciona con alcoholes como el metanol y el etanol, “que podrían ser de origen bio, con lo cual, desde el punto de vista ambiental, son más amigables”.

Coche-electrico-Mercedes

Mercedes arranca las entregas de su primer coche eléctrico movido por hidrógeno

Mercedes-Benz iniciará, a finales del mes de octubre, la entrega de las primeras unidades del GLC F-Cell, un SUV eléctrico movido por hidrógeno, al que tan solo se puede acceder bajo un contrato de alquiler. El fabricante alemán busca aumentar su experiencia como parte del programa de pruebas para mejorar esta tecnología.

Mercedes-Benz iniciará, a finales del presente mes de octubre, las entregas del nuevo GLC F-Cell, un SUV eléctrico movido por pila de combustible de hidrógeno. Estas primeras unidades serán utilizadas como prototipos de pruebas para mejorar esta tecnología, que tiene sus mayores inconvenientes en el almacenamiento y el reabastecimiento del hidrógeno.

El SUV motivado por hidrógeno de Daimler se comercializará únicamente en formato de alquiler a cambio de una cuota mensual de 799 euros al mes. El principal destino de este modelo serán las flotas de empresas alemanas, que disfrutarán de mantenimiento incluido y estarán obligadas a devolver el vehículo cuando finalice el contrato. De esta forma, esta estrategia se convierte en un a prueba real que ayudará a Mercedes a refinar la tecnología.

El Mercedes GLC F-Cell combina una celda de combustible de hidrógeno con una batería recargable a través de la red eléctrica, que extiende su autonomía durante 50 kilómetros, lo que elimina parte de las preocupaciones de los usuarios por la escasez de estaciones de servicio que suministren hidrógeno.

La pila de combustible convierte la energía química en electricidad a través de una reacción de hidrógeno con oxígeno u otro agente oxidante. El modelo de Mercedes es capaz de lograr una autonomía de 478 kilómetros entre la celda de combustible y la batería. Su principal ventaja está en que recargar el depósito de hidrógeno lleva aproximadamente tres minutos.

 industria-coches-de-hidrogeno

La industria prevé que haya 140.000 coches de hidrógeno en España en 12 años

Coches que al moverse solo suelten agua por su tubo de escape, que puedan tener una autonomía aproximada de 600 kilómetros y que solo tarden cinco minutos en repostar. Existen, aunque parezca mentira. Se trata de los vehículos que funcionan con pila de combustible hidrógeno. Pueden ser la revolución del transporte en unos años. Al menos a eso aspira la asociación del hidrógeno de España (AeH2), en la que hay empresas como Abengoa, Toyota, Naturgy, Enagás o Hyundai. Esta última vendió en septiembre el primer coche en España que utiliza este carburante. Se trata del Nexo, un automóvil que cuesta 70.000 euros. AeH2 estima que en 2030 haya 140.000 coches circulando en España que usen este combustible.

“El hidrógeno es una estrategia a largo plazo. Solo se necesita agua y electricidad para producirlo. Es limpio tanto al fabricarse como al usarse”, asegura Javier Brey, presidente de AeH2. “Son coches eléctricos, pero no llevan una batería, sino una pila de hidrógeno”, explica. Estos vehículos podrían ser de gran ayuda para cumplir con los objetivos de reducción de emisiones que se marcó la semana pasada la Unión Europea para 2030. Para esa fecha, los vehículos nuevos tendrán que emitir un 35% menos de gases contaminantes que en 2021.

Según datos de la Comisión Europea, los vehículos de hidrógeno son menos contaminantes incluso que los vehículos eléctricos. “Países como Alemania destinan 140 millones de euros al año a desarrollar esta energía. El Estado de California, por ejemplo, destina 20 millones de euros al año para instalar hidrogeneras que cuestan entre 500.000 y un millón de euros hacerlas”.

Agenda

17-18 October 2018 Copenhagen (Denmark)

17-18 October 2018 Brussels (Belgium)

18-19 October 2018 Venice (Italy)

8-9 November 2018 Torremolinos-Malaga (Spain)

14-16 November 2018 Brussels (Belgium)

19-20 November 2018 Lisbon (Portugal)

27-28 November 2018 Cologne (Germany)

Asociación Española de pilas de Combustible – APPICE https://appice.es

Si no puede ver correctamente este mensaje pulse aquí

Si desea dejar de recibir este boletín pulse aquí

Síguenos en las Redes Sociales     Facebook-logo   Twitter-logo   Gplus-logo