Cabecera-Web

Facebook-logo   Twitter-logo   Gplus-logo

INTRODUCCIÓN

En general, las pilas de combustible pueden clasificarse atendiendo a distintos criterios, como son el tipo de combustible y oxidante que utilizan; el lugar donde se lleva a cabo el procesado del combustible, dentro o fuera de la celda; el tipo de electrolito; la temperatura de operación; el sistema de alimentación de los reactivos, etc. La clasificación comúnmente utilizada es según el tipo de electrolito que utilizan y por el cual son denominadas (ver tabla). Las propiedades físico-químicas y térmicas del electrolito determinan la temperatura de operación de la pila de combustible, y con ello los materiales que puedan ser usados para su construcción, el tiempo de vida de las mismas, y los gases empleados como combustibles.

Síguenos en las Redes Sociales     Facebook-logo   Twitter-logo   Gplus-logo