Cabecera-Web

Facebook-logo   Twitter-logo   Gplus-logo

PILAS DE COMBUSTIBLE DE ÁCIDO FOSFÓRICO
(Phosphoric Acid Fuel Cell o PAFC)

PAFC
Utilizan ácido fosfórico concentrado como electrolito, retenido en una matriz de carburo de silicio, con una temperatura de operación de 150- 250°C. Los electrodos son de platino soportado sobre carbón, con una alta sensibilidad al envenenamiento por CO. Aparte de la celda alcalina, este tipo de celdas son las que tienen un mayor nivel de desarrollo tecnológico, con una amplia utilización en aplicaciones estacionarias en fase de demostración.

Esta tecnología presenta una tolerancia a contaminantes generados en el proceso de reformado de hidrocarburos muy superior al resto de pilas de combustible de baja temperatura, por lo que su implantación será más fácil a corto plazo.

En 1991 UTC puso en el Mercado la primera planta de generación de potencia basado en tecnología de pila de combustible. El sistema de potencia PureCell� 200 (anteriormente conocido como PC25) suministra 200KW de electricidad y calor (900,000 Btu’s por hora). El tiempo acumulado de operación por el conjunto de todas las unidades vendidas supera los 6 millones de horas.
PAFC
Milton Jakola y Merle Engle

Equipo que desarrolló un sistema basado en tecnología PAFC para Allis-Chalmers, 1965.

En primera fila y de izquierda a derecha: Milton Jakola y Merle Engle.

Un poco de Historia

La primera monocelda de W. Grove en 1939 incorporaba ácido sulfúrico como electrolito pero la corrosión que producía limitó su desarrollo y fue por eso que comenzó a estudiarse la posibilidad de electrolitos sólidos o emplear disoluciones alcalinas, menos corrosivas.

En 1961 G.V. Elmore y H.A. Tanner dan los primeros resultados alentadores para esta tecnología. Durante los años 60 la Armada de los Estados Unidos se muestra muy interesada en el desarrollo de esta tecnología. En este proyecto las celdas fueron construidas por Allis- Chalmers (que también trabajó en AFC), Engelhard Industries (se encargaba del reformador) y Varo, Inc. (desarrolló el inversor de corriente).

Una asociación industrial conocida como TARGET o Team to Advance Research for Gas Energy Transformation, Inc., con el patrocinio de Pratt & Whitney (compañía de la que surge UTC) y la American Gas Association contribuyeron a su desarrollo de forma importante. Tras la crisis energética de los años ’70 muchos organismos trabajan buscando aplicaciones de esta tecnología para la automoción.

Síguenos en las Redes Sociales     Facebook-logo   Twitter-logo   Gplus-logo