Nanomateriales-1

Una de las necesidades humanas más imperantes es el transporte. Hoy en día, en nuestra civilización es tan vital que dependemos totalmente de ella, tanto para trasladarnos como para transportar nuestros recursos, sean agua, alimentos, o cualquier otra necesidad básica.

Por tal motivo, es lógico pensar que la industria automotriz busque desarrollar tecnologías que le permitan un mejor desempeño. Se espera que un futuro próximo este sector económico se beneficie enormemente de la nanotecnología y los nanomateriales.

Las expectativas globales de menores emisiones y ahorro de combustible están creando enormes demandas de materiales ligeros, duraderos y de bajo costo para reemplazar los metales y compuestos costosos, y la nanotecnología puede ayudar a satisfacer esas demandas.

Los científicos liderados por la Universidad Johns Hopkins han desarrollado un nuevo método para aumentar la reactividad de nanosheets ultrafinos, con solo unos átomos de espesor, un avance que puede hacer que las celdas de combustible para autos de hidrógeno sean más baratas en el futuro.

La investigación, publicada en la revista Science, promete una producción más rápida y barata de energía eléctrica utilizando celdas de combustible, y también productos químicos y materiales a granel como el hidrógeno.

El nuevo método se centra en buscar la cantidad justa, para evaluar cuánto metal se requeriría para los electrodos de celda de combustible. La técnica utiliza las fuerzas sobre la superficie de un metal para identificar el grosor ideal del electrodo.

“Cada material experimenta una tensión en la superficie debido a la ruptura de la simetría cristalina del material a nivel atómico. Descubrimos una forma de hacer que estos cristales queden ultrafinos, disminuyendo así la distancia entre los átomos y aumentando la reactividad del material”, dice Chao Wang, profesor asistente de ingeniería química y biomolecular en la Universidad Johns Hopkins y uno de los autores correspondientes del estudio.