PuertodeValencia

La capital del Turia ha sido escenario este martes de la primera reunión de trabajo de “H2PORTS – Implementing Fuel Cells and Hydrogen Technologies in Ports”, un proyecto encaminado a implementar soluciones eficientes que permitan reducir el impacto ambiental de las operaciones desarrolladas en el puerto de Valencia. Gracias a esta iniciativa, coordinada por la Fundación Valenciaport, en estrecha colaboración con la Autoridad Portuaria de Valencia, este enclave se convertirá en el primero de Europa en incorporar la energía del hidrógeno en sus terminales.

H2PORTS, que cuenta con una inversión total de cuatro millones de euros y está financiado por el programa Fuel Cell and Hydrogen Joint Undertaking (FCH JU), se enmarca en la estrategia energética implementada en 2017 por Valenciaport, y basada en la utilización del hidrógeno y de las pilas de combustible como alternativa energética.

Esta primera reunión, que ha contado con la presencia del director general de Fundación Valenciaport, Antonio Torregrosa, y del director de Medio Ambiente y Seguridad de la APV, Federico Torres, supone el pistoletazo de salida para la implementación del uso del hidrogeno a través de proyectos piloto que operarán en condiciones reales en el puerto de Valencia y que permitirán salvar la brecha entre los prototipos y los productos pre comerciales. En concreto, se testearán tres pilotos que operarán en esta dársena: una reach stacker de carga/descarga y transporte de contenedores, alimentada con hidrógeno; una cabeza tractora de terminal para operaciones ro-ro, propulsada por pilas de hidrógeno, y una estación móvil de suministro de hidrógeno que proporcionará el combustible necesario para garantizar los ciclos de trabajo continuos de los equipos antes mencionados y que en la fase inicial del proyecto trabajará en las terminales de Grimaldi (Valencia Terminal Europa) y de MSC del Puerto de Valencia.