SAI - Servicio de Actualización Informativa

La energía del hidrógeno se acerca un poco más


Físicos de la Universidad de Lancaster están desarrollando métodos para crear combustible renovable a partir del agua usando la tecnología cuántica.

El hidrógeno renovable ya puede ser producido por fotoelectrolisis donde la energía solar se utiliza para dividir las moléculas de agua en oxígeno e hidrógeno.

Sin embargo, a pesar de los importantes esfuerzos de investigación realizados durante las últimas cuatro décadas, aún quedan problemas fundamentales para que pueda adoptarse comercialmente debido a la ineficiencia y a la falta de eficacia en función de los costos.

El estudio de la Universidad de Lancaster, que formó parte de la investigación doctoral del Dr. Sam Harrison, y que se publica en Scientific Reports, proporciona la base para un trabajo experimental adicional en la producción solar de hidrógeno como combustible renovable.

Demuestra que el uso novedoso de nanoestructuras podría aumentar el máximo fotovoltaje generado en una celda fotoelectroquímica, aumentando la productividad de la división de moléculas de agua.

Los combustibles fósiles representaron casi el 90% del consumo energético en el año 2015, y la demanda absoluta sigue aumentando debido a la creciente población mundial y al aumento de la industrialización.

Las células solares fotovoltaicas se utilizan actualmente para convertir la luz solar directamente en electricidad, pero el hidrógeno solar tiene la ventaja de que se almacena fácilmente, por lo que se puede utilizar según sea necesario.

El hidrógeno también es muy flexible, por lo que es muy ventajoso para las comunidades remotas. Se puede convertir en electricidad en una pila de combustible, o ser quemado en una caldera o una cocina igual que el gas natural. Incluso puede utilizarse para alimentar aviones.