SAI - Servicio de Actualización Informativa

Suiza dispone de su primera estación de servicio de hidrógeno


Los Laboratorios Federales Suizos de Ciencia de los Materiales y Tecnología (siglas en inglés, EMPA) han instalado la primera estación de servicio de hidrógeno del país para vehículos de pila de combustible en su campus de investigación en Dübendorf, cantón de Zúrich.

El nuevo surtidor será utilizado por vehículos experimentales y vehículos de pila de combustible de hidrógeno de propiedad privada, y precede la inauguración de la primera estación de servicio de hidrógeno pública de Suiza, que se abrirá a principios de noviembre. Ese lugar se está poniendo en marcha a través de una cooperación entre las empresas Coop y H2 Energy AG.

El nuevo surtidor está especialmente diseñado para llenar los depósitos compactos de vehículos de pasajeros de forma rápida, de acuerdo con EMPA. El nuevo surtidor de EMPA puede suministrar hidrógeno a una presión de 700 bares, lo que significa que es posible llenar un vehículo de pila de combustible de hidrógeno en unos dos a tres minutos. EMPA ya tiene una estación diseñada para recargar grandes vehículos utilitarios con hidrógeno, pero no está adaptada para automóviles y sólo funciona a una presión de 350 bares.

EMPA pretende adquirir experiencia con el hidrógeno como combustible, y tiene como objetivo el 20% de los vehículos en Suiza que viajan más de 20.000 kilómetros por año. Estos son, en efecto, responsables de aproximadamente la mitad de todos los kilómetros recorridos.

Estos usuarios es poco probable que cambien a fuentes de energía renovables a menos que el combustible alternativo pueda ofrecer la suficiente autonomía - es decir, pueda permitir que los vehículos viajen grandes distancias sin tener que parar y repostar a menudo. De acuerdo con EMPA, esto es un requisito que los vehículos eléctricos alimentados con baterías no pueden cumplir en un futuro lo suficientemente cercano, mientras que el combustible de hidrógeno permite a los vehículos viajar hasta 600 kilómetros sin parar a repostar.