SAI - Servicio de Actualización Informativa

Fabricación de esmalte de uñas mientras se encienden las pilas de combustible

El hidrógeno está ampliamente considerado como una fuente de energía alternativa prometedora y limpia. La fuente tradicional de hidrógeno (H2) para su uso en pilas de combustible es el agua, que se divide en H2 y oxígeno (O2). Pero el O2 es un producto de bajo valor. En el ACS Central Science, unos investigadores han informado de un nuevo enfoque y un nuevo catalizador que puede producir no sólo hidrógeno, sino también productos químicos valiosos, incluyendo el ingrediente más común en el esmalte de uñas.

Nanfeng Zheng y sus colegas reconocieron que para producir H2, es necesario disponer de una fuente que contenga hidrógeno y oxígeno. Aunque el agua es la fuente típica, existen otras sustancias que podrían ajustarse a los requisitos. Seleccionando el ingrediente inicial y el catalizador adecuado, los investigadores razonaron que podrían fabricar muchas moléculas de base orgánica para su uso en productos de consumo.

Para ser tan "verdes" como sea posible, los investigadores diseñaron un catalizador que contenía un elemento abundante en la tierra (cobalto) y oxígeno. Cuando llevaron a cabo la reacción de disociación del agua con etanol y su catalizador de óxido de cobalto, produjeron gas H2 y acetato de etilo, un producto químico utilizado para fabricar el esmalte de uñas, placas de circuitos y descafeinar el café y el té. Adicionalmente, el acetato de etilo fue el único producto de la reacción además del H2. Por lo tanto, los fabricantes podrían obtener acetato de etilo puro, sin procesos de purificación que consumen energía.

Los autores dicen que este avance podría allanar el camino hacia sistemas completamente verdes que generen H2, así como una amplia gama de productos químicos orgánicos a temperatura ambiente a partir de fuentes de electricidad renovables.