SAI - Servicio de Actualización Informativa

Nissan anuncia el desarrollo del primer sistema de propulsión SOFC del mundo que funciona con energía eléctrica bioetanol

Nissan Motor Co., Ltd. anunció que actualmente está investigando y desarrollando un sistema de propulsión de pila de combustible de Óxido Sólido (siglas en inglés, SOFC) que funciona con energía eléctrica bioetanol. El nuevo sistema- una primicia mundial en la automoción, incorpora una pila de combustible e-Bio (e-Bio Fuel-Cell) con un generador de energía tipo SOFC. Una SOFC es una pila de combustible que utiliza la reacción de múltiples combustibles, incluyendo etanol y gas natural, con el oxígeno para producir electricidad con alta eficiencia.

La e-Bio Fuel-Cell genera electricidad a través del SOFC (generador de energía) utilizando bioetanol almacenado en el vehículo. La e-Bio Fuel-Cell utiliza hidrógeno transformado a partir de combustible a través de un reformador y oxígeno atmosférico, con la consiguiente reacción electroquímica produciendo electricidad para impulsar el vehículo.

A diferencia de los sistemas convencionales, la e-Bio Fuel-Cell cuenta con un SOFC como fuente de energía, proporcionando una mayor eficiencia de energía para dar al vehículo rangos de crucero similares a los vehículos de gasolina (más de 600 km). Además, las características eléctricas de conducción del vehículo e-Bio Fuel-Cell, incluyen conducción silenciosa, puesta en marcha lineal y aceleración rápida- permiten disfrutar del placer y el confort de un vehículo eléctrico puro.

Los sistemas de pila de combustible utilizan productos químicos que reaccionan con el oxígeno, generando energía sin liberar subproductos nocivos. Los combustibles de bio-etanol, incluidos los que proceden de la caña de azúcar y el maíz, están ampliamente disponibles en los países de América del Norte y América del Sur y Asia. La e-Bio Fuel-Cell, utilizando bio-etanol, puede ofrecer transporte respetuoso con el medio ambiente y crear oportunidades en la producción de energía regional, mientras apoya la infraestructura existente.

Cuando se genera la energía en un sistema de pila de combustible, por lo general emite CO2. Con el sistema de bio-etanol, las emisiones de CO2 son neutralizadas desde el cultivo de la caña de azúcar que compone el bio-combustible, lo que le permite tener un "ciclo neutral de carbono", con casi ningún aumento de CO2.