SAI - Servicio de Actualización Informativa

Primera Estación de Hidrógeno Inteligente completamente compacta

Para resolver los problemas ambientales relacionados con el automóvil, Honda ha seguido desarrollando tecnologías ambientales como un método eficaz para reducir las emisiones de CO2 y la dependencia de los combustibles fósiles. Una de estas tecnologías es el vehículo de pila de combustible (FCV), que sólo emite agua.

Los FCVs para funcionar necesitan hidrógeno. Si es posible generar eficientemente hidrógeno a partir de energía renovable, los FCV se vuelven más comunes, y más convenientes.

Con este fin, Honda ha estado involucrada en la investigación y desarrollo de tecnologías para "generar" hidrógeno. Desde el año 2002, Honda ha estado llevando a cabo experimentos de prueba de concepto para la generación de hidrógeno mediante estaciones de hidrógeno compactas, en Los Angeles, EE.UU.. Aprovechando estas experiencias, Honda comenzó el desarrollo de un sistema de electrólisis de alta presión que no sólo era compacto, sino además más eficiente en la generación y almacenamiento de hidrógeno. En el año 2010, Honda comenzó la demostración de un prototipo de estación de hidrógeno compacto equipado con el sistema de electrólisis a alta presión exclusivo de Honda, y en el año 2012, Honda comenzó experimentos de prueba de concepto de esta estación de hidrógeno compacta en la oficina del gobierno de la Prefectura de Saitama.

En el año 2014, Honda ha desarrollado un prototipo de la primera estación de hidrógeno Inteligente* completamente compacta del mundo, y su funcionamiento se inició en las ciudades de Saitama y Kitakyushu. Y, en el año 2015, el sistema de electrólisis de alta presión desarrollado en exclusiva de Honda fue nombrado "Creador de energía", y comenzó la instalación y funcionamiento de la Estación de Hidrógeno Inteligente (siglas en inglés, SHS) disponible comercialmente.

La SHS es una instalación extremadamente compacta para generar, almacenar y suministrar hidrógeno, utilizando solamente agua y electricidad. En el SHS, el hidrógeno generado por la electrólisis se almacena en tanques de alta presión, y se suministra a los FCVs a través de boquillas dosificadoras.

Mediante el uso de la electricidad generada por cualquier energía renovable, como por ejemplo energía solar o eólica, o residuos, pueden reducirse las emisiones de CO2 incluso en el suministro de hidrógeno.

Las SHS permiten a los FCVs su uso incluso en lugares sin grandes estaciones de hidrógeno comerciales.