SAI - Servicio de Actualización Informativa

ExxonMobil y FuelCell Energy, Inc. desarrollan una nueva tecnología en Captura de Carbono

FuelCell Energy, Inc. (Nasdaq: FCEL), líder mundial en el diseño, fabricación, operación y servicio de plantas de energía de pila de combustible ultra limpias, eficientes y fiables, ha anunciado con Exxon Mobil Corporation (NYSE: XOM), un acuerdo para desarrollar una novedosa tecnología en la planta de energía de captura de dióxido de carbono a través de una nueva aplicación de pilas de combustible de carbonato, lo que podría reducir sustancialmente los costos y dar lugar a una vía más económica hacia la aplicación a gran escala en todo el mundo.

Chip Bottone, presidente y director ejecutivo de FuelCell Energy, Inc., declaró que su compañía se complace en aportar su liderazgo mundial en el desarrollo de pilas de combustible de carbonato a este proyecto.

Dos años de exhaustivas pruebas de laboratorio han demostrado que la integración única de dos tecnologías existentes - pilas de combustible de carbonato y de generación de energía de gas natural - captura el dióxido de carbono de forma más eficiente que la tecnología de captura convencional de lavado existente. El avance potencial proviene de un aumento de la producción eléctrica utilizando las pilas de combustible, que generan energía, en comparación con una disminución casi equivalente en electricidad utilizando tecnología convencional.

El beneficio neto resultante tiene el potencial de reducir sustancialmente los costos asociados con la captura de carbono para la generación de energía de gas natural, en comparación con los costos esperados asociados con la tecnología convencional de separación. Un componente clave de la investigación consistirá en validar los ahorros proyectados iniciales de hasta un tercio.

El ámbito de aplicación del acuerdo entre ExxonMobil y FuelCell Energy se centrará inicialmente durante uno o dos años, en la forma de aumentar aún más la eficiencia en la separación y concentración de dióxido de carbono de los gases de escape de las turbinas de gas natural. En función del alcance de varios hitos, la segunda fase probará de forma más exhaustiva la tecnología para otros uno o dos años en un proyecto piloto a pequeña escala antes de la integración en una instalación piloto a gran escala.

ExxonMobil es líder en captura y retención de carbono y tiene una amplia experiencia en todas las tecnologías de componentes de captura y almacenamiento, incluida la participación en varios proyectos de inyección de dióxido de carbono durante los últimos tres decenios. En el año 2015, ExxonMobil capturó 6,9 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono para la retención- el equivalente a la eliminación de las emisiones anuales de gases de efecto invernadero de más de 1 millón de vehículos de pasajeros.

El uso de pilas de combustible para capturar el dióxido de carbono de las centrales eléctricas da lugar a la reducción de emisiones y a un aumento de la generación de energía. En el contexto de captura de carbono, la planta de energía de escape se dirige a la pila de combustible, sustituyendo el aire que se utiliza normalmente en combinación con gas natural durante el proceso de generación de energía de la pila de combustible. A medida que la pila de combustible genera energía, el dióxido de carbono se vuelve más concentrado, permitiendo que sea más fácil y asequible su captura a partir del escape de la celda y su almacenamiento.