SAI - Servicio de Actualización Informativa

Nuevos protocolos de ensayo armonizados para pilas de combustible de tipo PEM en los vehículos de hidrógeno

La falta de normas para probar las pilas de combustible de membrana polimérica (siglas en inglés, PEM) - las pilas de combustible más atractivas para alimentar vehículos - ha dificultado la evaluación comparativa objetiva de su rendimiento y durabilidad bajo condiciones de funcionamiento y por lo tanto de su progreso tecnológico. El informe JRC ha ayudado a rellenar el vacío existente al proponer una metodología de ensayo que incluye un conjunto de condiciones de operación representativas y ha conseguido que la industria europea y los investigadores se pongan de acuerdo sobre la misma.

Los protocolos de ensayo armonizados resultantes permiten la evaluación del rendimiento y la durabilidad de las pilas de combustible PEM, centrándose en los conjuntos de electrodos de membrana (siglas en inglés, MEA), que constituyen el corazón de una pila de combustible.

Los protocolos que se describen en el informe JCR: protocolos armonizados de prueba de la UE para las pruebas de MEA PEMFC en la configuración de una sola pila, para aplicaciones de automoción, fueron establecidos a través de una colaboración duradera con las organizaciones industriales y de investigación que participan en proyectos de I+D para aplicaciones de automoción, financiado por la European Fuel Cell and Hydrogen Joint Undertaking (FCH-JU). Esta última es una alianza público-privada impulsada por la industria (siglas en inglés, PPP) que apoya el desarrollo tecnológico de las tecnologías de pilas de combustible, y la energía de hidrógeno en Europa. El informe especifica las condiciones y los límites dentro de los cuales se espera que opere una pila de combustible. La metodología de ensayo armonizado permite investigar la influencia de los parámetros de funcionamiento individuales en el rendimiento del MEA, incluyendo cuando se somete a condiciones de contorno más difíciles también llamadas "condiciones estresantes". Éstas últimas cubren la carga cíclica, los efectos mecánicos, el combustible y los contaminantes del aire (impurezas), y las condiciones ambientales.

El uso de los protocolos facilitará una evaluación objetiva del estado de la tecnología, alcanzada por los proyectos financiados por el FCH-JU, permitiendo así una mejor fijación de objetivos, seguimiento de los progresos, y evaluar el retorno de la inversión de la financiación pública de las actividades de I+D en pilas de combustible para aplicaciones en automoción.