SAI - Servicio de Actualización Informativa

El "Grafeno blanco" podría posibilitar dispositivos ultrafinos y pilas de combustible

El material, técnicamente conocido como nitruro de boro hexagonal, se dice que cuenta con una mayor transparencia que el grafeno, es químicamente inerte y atómicamente suave. También cuenta con una alta resistencia mecánica y conductividad térmica. A diferencia del grafeno, sin embargo, es un aislante en lugar de un conductor de la electricidad, por lo que es útil como sustrato y base para la electrónica en los teléfonos móviles, ordenadores portátiles, tabletas y muchos otros dispositivos.

"Imagínese baterías, condensadores, pilas solares, pantallas de video y pilas de combustible tan delgadas como una hoja de papel", afirmó la asociada postdoctoral del ORNL, Yijing Stehle. Ella y sus colegas también están trabajando en un condensador de boro hexagonal 2D y un prototipo de pila de combustible que no sólo es 'super delgada', sino también transparente.

Con el grafeno blanco como sustrato, los investigadores creen que pueden dar rienda suelta a todo el potencial del grafeno al tiempo que reducen aún más el grosor y aumentan la flexibilidad de los dispositivos electrónicos.

Mientras el grafeno, que es más fuerte y más rígido que la fibra de carbono, es un material prometedor para los dispositivos de transferencia de datos, el grafeno sobre un sustrato de grafeno blanco presenta una movilidad de electrones varias miles de veces más alta que sobre otros substratos. Esta característica podría permitir la transferencia de datos mucho más rápida que la disponible actualmente.

Stehle señaló que este trabajo es especialmente importante porque lleva al material más allá de la teoría. Un estudio teórico reciente dirigido por la Universidad de Rice, por ejemplo, propuso el uso de grafeno blanco para enfriar la electrónica. Stehle y sus colegas han creado capas de alta calidad de nitruro de boro hexagonal que creen pueden ser rentables a escala hasta grandes volúmenes de producción.

Ese proceso consiste en la deposición de vapor químico a presión atmosférica estándar con un horno, temperatura y tiempo similares.