SAI - Servicio de Actualización Informativa

Un investigador de pilas de combustible encuentra en la Universidad de Waterloo un catalizador para la innovación del automóvil

Aunque no se ha deslizado detrás de un volante todavía, Drew Higgins espera conducir un vehículo de pila de combustible algún día. Y esto es lo que haría que el viaje fuese extra dulce para el reciente ex alumno de ingeniería química: conocer que la investigación que llevó a cabo durante 11 años como estudiante de la Universidad de Waterloo ha hecho que la fuente de energía verde sea lo suficientemente barata como para competir con la gasolina.

La investigación premiada de Higgins se centra en hacer más fiables las pilas de combustible para su uso en vehículos, autobuses y sistemas de energía de reserva, así como en la limpieza de las emisiones. En particular, Higgins está desarrollando nuevos catalizadores que reducen la cantidad de los materiales de platino comúnmente utilizados en las pilas de combustible, o se basan en configuraciones alternativas de catalizadores. En un caso, ha aleado cobalto con platino, lo que resultó no sólo menos costoso, sino también ha impulsado en la realidad la actividad y la eficacia del platino.

¿Cuál es su objetivo final para aplicaciones de automoción? Crear una pila de combustible que posea 5.000 horas de funcionamiento y que sea competitiva con los motores típicos de combustión interna.