SAI - Servicio de Actualización Informativa

Una nueva forma de almacenar la energía solar podría llevar al uso de pilas solares más comunes

Investigadores de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Missouri han desarrollado una forma relativamente barata y simple para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno a través de un nuevo método de electrodeposición. El método produce pilas solares de alta eficiencia que pueden recoger la energía solar para su uso como combustible.

La investigación, patrocinada por el Departamento de Energía de Estados Unidos, podría dar lugar a un aumento considerable en la cantidad de hidrógeno disponible para consumo de combustible.

Switzer y su equipo utiliza obleas de silicio para absorber la energía solar. El silicio se sumerge en agua, con la superficie frontal expuesta a un simulador de energía solar y la superficie posterior cubierta de electrodos para conducir la energía. El silicio tiene nano-islas de cobalto formadas en él utilizando un proceso conocido como electrodeposición.

A diferencia de las normas actuales de investigación que cubren la superficie del silicio en su totalidad en una capa de catalizador, Switzer tiene pequeños grupos de catalizadores de cobalto de puntos en la superficie de la silicona. Este proceso resultó ser muy protector y produce voltajes mucho más elevados.

El voltaje generado a partir de los rayos solares divide el agua líquida en hidrógeno y oxígeno. El oxígeno evoluciona en el electrodo de silicio recubierto con cobalto, y el hidrógeno evoluciona en el contra electrodo de platino.

Además de los paneles solares y las pilas de energía, Switzer ve el uso potencial de los resultados en la recogida de hidrógeno a gran escala.