SAI - Servicio de Actualización Informativa

Investigadores de la Universidad de Clarkson tienen como objetivo mejorar los sistemas de almacenamiento de hidrógeno

El grupo Functional Materials Design de la Universidad de Clarkson (Nueva York, USA) ha publicado un trabajo de investigación en la revista American Chemical Society journal Inorganic Chemistry. En el artículo, "A New Design Strategy to Access Zwitterionic Metal–Organic Frameworks from Anionic Viologen Derivates", los investigadores describen una nueva ruta para diseñar racionalmente materiales porosos avanzados para la adsorción de hidrógeno- la adhesión de hidrógeno a una superficie.

El profesor asistente de Química y Ciencia Biomolecular de la Universidad de Clarkson, Mario Wriedt, ha dicho que mientras que se ha realizado una gran cantidad de investigación relativa a pilas de combustible de hidrógeno y su uso en vehículos, los científicos todavía se enfrentan al reto de cómo almacenar mejor el hidrógeno. Los sistemas de almacenamiento de hidrógeno actuales son a alta presión, voluminosos y pesados, y los fabricantes no quieren construir vehículos alrededor de los tanques.

Wriedt ha comentado que para mejorar el almacenamiento de hidrógeno, un material con una elevada área superficial deben utilizarse puntos de adsorción específicos. Su equipo está estudiando cómo utilizar marcos-metal-orgánicos (siglas en inglés, MOF) obtenidos a partir de agrupaciones de metales y enlazadores orgánicos para formar poros que pueden adsorber selectivamente hidrógeno.

Cuanto mayor sea el área superficial con puntos de adsorción específicos, mayor es la capacidad de almacenamiento de las moléculas de hidrógeno, de acuerdo con Wriedt. Para ello comparó la estrategia al pintar el interior de un gran edificio: cuantos más niveles y paredes en el edificio, más pintura se necesita.

Los poros MOF se pueden adaptar a cualquier tamaño que los investigadores quieran, continuó Wriedt. Esta estrategia se puede aplicar además al almacenamiento de gas natural y a la captura de dióxido de carbono a partir de los gases de escape, y anticipó que más trabajos serán publicados en esta área de investigación