SAI - Servicio de Actualización Informativa


Los investigadores de Siemens prueban que las pilas electrolíticas usadas para producir hidrógeno son estables a 850 grados

Los investigadores de Siemens han demostrado la estabilidad a largo plazo de las pilas electrolíticas de cerámica que se utilizan para producir hidrógeno. Los resultados representan un paso en el desarrollo de nuevos sistemas de almacenamiento de energía. Se considera que el uso de electricidad para generar hidrógeno es una tecnología clave para el almacenamiento de exceso de energía proveniente de fuentes renovables. También podría desempeñar un papel crucial en la transición del sistema energético y la estabilización de las redes.

Como resultado, la actividad del Sector Industrial de Siemens está desarrollando y produciendo electrolizadores cuyas pilas de combustible de membrana polimérica (siglas en inglés, PEM) generan hidrógeno a alta presión y temperaturas por debajo de los 100 grados Celsius. En un proyecto financiado por el Ministerio de Economía alemán, los científicos de la unidad de investigación mundial de tecnología de Siemens (siglas en inglés, CT) han investigado también la electrólisis de alta temperatura. Esta tecnología podría ser más eficiente que el enfoque convencional, ya que las reacciones de electrólisis requieren un voltaje de la pila mucho más bajo a altas temperaturas.